«El niño economista»

─¡Además me voy a chivar a mis padres! ─dijo muy circunspecto Manolito, convencido de que con esa frase el tendero cedería.
─Pero qué dices niño ─dijo el hombre con tono serio─. ¡Esto no funciona así! Yo pongo los precios y tú pagas, si te parece bien, y si no, te vas a otro lado. ¡Abráse visto el atrevido!, y encima amenaza, ¡será mequetrefe!
─Con todos mis respetos señor; estamos en plena globalización y ahora tocan las rebajas, en otras tiendas hay descuentos, y hasta tres por dos, así que ande, sea bueno y déjeme el chupa-chups a mitad de precio.
(Ya sabes, ilustración en http://blogdejesusbravo.blogspot.com/ )

3 comentarios en “«El niño economista»

  1. Uy,uy,uy…aquí pasa algo raro…no veo yo mucha coordinación…y poniendo pegas tan pronto…???jejeje. Venga, venga, que la clientela espera…

    Myriam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.