«Extraña costumbre»

Esta mañana he vuelto a encontrar la tapa del váter levantada. Todas las mañanas igual, ¡estoy hasta los “mismísimos” de esta fea costumbre suya!, y mira que lo hemos hablado, pero no hay manera, todas las mañanas igual.
La historia es que, como vivimos en una hermosa casita junto al mar, en primera línea de playa, ella se levanta muy temprano para, antes de ir a trabajar, correr por la playa. Lo hace a pies descalzos, sin calzado, y claro, al llegar a casa está llena de arena por lo que se arregla y viste en el baño de abajo, dice que para no despertarme, pero en realidad es para no tener que barrer sus huellas.
No puedo negar que tengo una mujer inteligente y creativa, pero esta costumbre suya de quitarse la arena de los pies en el retrete, y dejar la tapa levantada, comienza a cansarme.

5 comentarios en “«Extraña costumbre»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.