«Una tarde movidita»

Hoy es una de esas tardes complicadas. Tras comer tengo que ir a una gran superficie para buscar un material que nos hace falta en el cole. Después, ya que estoy ahí, hacer un par de mandados, de esos que uno siempre deja pendiente. De cuatro a cinco tengo clase en el gimnasio, para después ducharme e ir a recoger a los niños a las cinco y media. Tengo que pasar por casa de mi suegra, lavar el coche y… ¡ARGH! ¡Acabo de recordar!, Tengo que ir al supermercado. ¿De dónde saco el tiempo? Son cuatro cosas pero urgentes: Agua, yogures, jabón para la lavadora, suavizante, fruta, leche, cereales para el desayuno, cápsulas para la cafetera. Yo creo que ya.
            Acaban de terminarme el coche. Justo a tiempo. Las cinco y media, a recoger a los churumbeles y para casa a colocar la compra que llega a las seis y cuarto.
Menos mal que uno tiene un teléfono de esos y mientras hago cola… aprovecho el tiempo.

4 comentarios en “«Una tarde movidita»

  1. Ya me parecia a mi que lo tuto renua truco. Si me dices que ese tfno tuyo, además de servir para hablar y hacer la compra, plancha, lava… Y vibra me compro uno. jajajaja

    CArmen

  2. Nada, que decía que yo, aún sin el telefonito, hago lo mismo que tú, así que ni pena ni nada, ¡gremio de sufridores!

    Saludos desde Arucas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.