«Pateo por las Siete Cañadas con luna llena»

Como no podía ser de otra manera este fin de semana también opté por actividad lúdico-deportiva, en esta ocasión gracias a la organización de mi grupo de montaña Tamaide.
            Salimos a las 18:15 horas de La Orotava rumbo al Parador Nacional de las Cañadas del Teide. Tras una parada de asistencia a un accidente ─un coche volcado con un señor, digamos robusto, atrapado en su interior─ llegamos a nuestro punto de partida.
            Tras las obligadas visitas a los servicios, por aquello de caminar con la vejiga en condiciones y subsanar los problemillas de próstata de algún compañero, comenzamos a caminar, aún con luz solar, a las 20:15. ¿Hay algún sitio más bonito que el Teide y sus Cañadas?, seguro que alguno habrá pero el placer que conlleva caminar por el sendero de las Siete Cañadas, señalizado con el número 4, nos hace comprender que estamos ante una verdadera maravilla de la naturaleza.
            La noche comienza a caer. El juego de luces y sombras es mágico. Cuando la oscuridad reina el cielo nos brinda un espectáculo apabullante de estrellas que cobran sentido con la compañía y conocimientos de una compañera, experta guía turística y especializada en rutas de las estrellas. Sus comentarios hacen enriquecer nuestro corto conocimiento y aportan pequeñas pinceladas sobre nombres de constelaciones, planetas, asteroides, viejas historias y mitologías…
            Tras un rato caminando en semipenumbra la luna hace un despliegue total de luminosidad haciendo del todo innecesario el uso de linternas o luz artificial.
            Cinco horas y media de caminata. Cinco horas y media para disfrutar de la naturaleza, del silencio, de las estrellas, de cantidad de gente que ha programado lo mismo que nosotros, de la luna…, de la compañía.
Sólo puedo decirte que si tienes oportunidad no te lo pierdas, y si quieres, yo te acompaño. 

6 comentarios en “«Pateo por las Siete Cañadas con luna llena»

  1. Yo me apuntaría, pero…, con tanto ron que debo echarme, según tú, no voy a tener tiempo más que para leer la experiencia de los voluntas que si van…, además, no tengo ya el cuerpo pa tantas horas de camino… ¿me puedo dar la vuelta a la primera media hora…?, ¡no!, lo digo por evitar secuelas… je je

  2. Buenas, ya de vuelta otra vez…que… yo también me apunto, aunque por mí hay que esperar un poco, jejeje, que además de estrellas al igual podríamos ver alguna violeta del Teide, ¿no crees?

    Myriam

  3. CARMEN: Ok, anotada.

    NURIA: Me parece bien. quizás mejor sin luna… por aquello de llevar a alguien que nos cuente de las estrellas. Mi secre para siempre.

    CUÑI: jajaja para evitarlo tú también vienes y así pones orden jajaja.

    ANÓNIMO: Igual yo me doy la vuelta contigo y nos la bebemos juntos jajaja

    MYRIAM: Bienvenida, yo te iba a encomendar los dulcitos pero, visto lo visto, tendremos que esperar para que nos acompañes jajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.