«¡Prueba superada!»

Todas las personas deberían poder cumplir sus sueños o, al menos, hacer todo lo que esté en sus manos para poder conseguirlo. Este fin de semana he logrado abrazar un viejo deseo, hacer un curso de escalada en roca (Nivel I).
            Como podrás imaginar, en esta pequeña aventura por el mundo, la adrenalina ha recorrido mi cuerpo desde el primer momento. Poner tu vida en manos de dos monitores (David «el Colgado» ─jajaja se pasó horas en lo alto de la pared para podernos ayudar─ y Luis, «el Paciente» ─hombre tranquilo, que transmite la seguridad como única idea para hacernos disfrutar─), de diez compañeros, de un equipo y, sobre todo, de un nudo, es lo que tiene.
             La sensación de superación lograda, cuando llegas a la reunión y miras hacia abajo es, en dos palabras, «es─pectacular», solo comparable con iniciar la escalada con los ojos vendados, confiando en tu compañero, el equipo y uno mismo. El tacto de la pared en los dedos logra que te agarras a sitios impensables que, a ojos descubiertos, jamás te plantearías.
Al llegar a casa la sonrisa sobresalía de mis orejas y los ojos de susto de la familia se salían de sus órbitas.
Estoy muy orgulloso, satisfecho y contento. Creo que todos terminamos así.
¡Hasta la próxima!, que espero sea el nivel II.

6 comentarios en “«¡Prueba superada!»

  1. MYRIAM: Muy pribadito, tanto como un niño a la puerta de una dulcería.

    CARMEN: jajaja pá qué, pa cagarla!!! jajajaja

    CUÑI: Pues ya queda menos, pero ese es más días.

    PILI: Espero que noooooooooooooo

    TERESA:Hola Tere, pues sí que me gusta. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.