«VIAJE A CANTABRIA»

Para
no fallar en nuestros periplos veraniegos, este año nos hemos ido de
multiaventura por tierras cántabras. Era uno de esos destinos que
teníamos en la recámara pendientes de hacer y que ahora hemos
cumplido.
Una
semana a tope. Sin parar, saboreando las bondades que la bella
naturaleza de las tierras del norte nos deparan. Por suerte el tiempo
nos respetó mucho con las mañanas soleadas pero, como era de
esperar, también gozamos de alguna tormenta, de buenas lluvias y de
hermosas tardes disfrutando de la playa.
¡LA MÁS VALIENTE!
Hicimos
un poco de todo: Subimos en el teleférico de Fuente Dé ―la
vista es espectacular―, senderismo por Picos de Europa ―el
paisaje es una maravilla―, tirolina en Potes, descenso en canoa del
río Deva, comimos las famosas corbatas de Unquera, visitamos las
Cuevas del Soplao ―impresionantes las estalactitas y
estalagmitas―, el Parque Natural de Cabárceno ―es increíble la
cantidad de animales en semi-libertad que tienen y lo bien cuidado
que está―, nos enamoramos de Santillana del Mar ―la villa de las
tres mentiras: ni es santa, ni es llana, ni tiene mar―, aprendimos
mucho en el Museo de Altamira, conocimos la estación de esquí de
Alto Campoo ―aunque era todo verde, nos imaginamos las pistas
(esquiar será otro año)―, cambiamos una rueda pinchada en el
coche, comimos anchoas en Santoña, nos bañamos en Laredo, recordamos al amigo Felix, quisimos
estudiar en Comillas, o mudarnos a una casa de Liébana…
Una
semana increible. De muchas experiencias y que han dejado en
nosotros, no solo el sabor de la aventura, sino las ganas de volver.

3 comentarios en “«VIAJE A CANTABRIA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.