«Cambio de dieta»

¡Y además nos hace daño! ―Fue la concisa conclusión con la que el gran maestre daba por sanjada la discusión.
Los asistentes, conociendo la fama de agresivo de su líder, no insistieron. En sus cabezas se repetían las frases y argumentaciones que se habían empleado durante toda la noche, pero era hora de irse a la cama. El sol se disponía a salir y ellos, seres de la oscuridad, debían desayunar antes de meterse en su ataúd.
El Conde miró a sus amigos y confesó:
―No me importa que me haga daño. Para desayunar, antes de seguir sorbiendo sangre, prefiero comer churros con chocolate.

4 comentarios en “«Cambio de dieta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.