«En misa y replicando»

Imagen extraída, sin permiso, de San Google
Ya
he dicho en varias ocasiones que a mí esto de la tecnología y sus
juguetitos me encanta. En general me gusta por muchos motivos, pero
por destacar alguno de ellos citaré tres: Me asombra lo conectados
que estamos unos a otros desde por la mañana temprano,
acompañándonos hasta en el baño, (Por ejemplo: Ahí está el amigo
madrugador que, junto a los buenos días, nos retransmite el parte
del tiempo y las cosas importantes del día de hoy, cual libro
gordo). El conocimiento. Accedemos a todo el saber. Cuando no
conocemos un dato o algo sobre un tema, lo buscamos inmediatamente en
nuestro smartphone y ¡hala!, aprendemos. (Por ejemplo: Sabias que
tal día como hoy, pero en 1904, se promulga en España la ley que
establece el descanso dominical. ¡Vivan los domingos!). La
ubicuidad. Claro, seguro que ahora te resulta mucho más fácil
«estar en misa y replicando» o, como en mi caso, que he dejado este
post grabado y programado porque no quería dejarte sin tu pastilla
de los jueves. ¿Que dónde estoy? ¿Que no me crees? Pues anda
corre, pon la tele que seguro que salgo en la retransmisión de los
PREMIOS CADENA DIAL, ¡con lo que me gusta a mi un micro!

2 comentarios en “«En misa y replicando»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.