«La noche especial»

Ya vienen los de Oriente. Dicen que en una noche clara, si miras hacia nuestras montañas, descubrirás las tenues luces de sus linternas y antorchas, así como las peculiares sombras de sus monturas. Cargados de regalos, ilusiones y sorpresas sus majestades caminan seguros, rumbo a nuestros hogares, para cumplir, un año más, la hermosa y mágica tradición de esta noche.
En mi familia mi madre se ha encargado, desde siempre, de que hoy sea especial. Juntos veremos la cabalgata, nos iremos a cenar y juntos dormiremos en su casa, para que las primeras luces del amanecer despierten a los niños, y ellos al resto, con una sonrisa de oreja a oreja y los nervios, de todos, apoderándose de nuestros adormilados cuerpos para abrir, entre temblores y risas los paquetes. Después llegará el desayuno, uno de mis momentos favoritos. Diez personas luchando por el pan, la mantequilla, el roscón…
¡Felices reyes!

7 comentarios en “«La noche especial»

  1. Me contaron como igual que en otros tiempos querías hacer valer tu astucia en la pelea, pero que tus hijos fueron más listos que tú, y si no te andas listo, no te comes un colín… ¡en fin!, fiestas…
    En cuanto a Nieve, háblale de mí, y dale muchos cariñitos…
    Besitos desde Sotavento…

  2. ROSA: jajaja Se cumplió, alguno ya untado me robó.

    CUÑI: Lo hicimos.

    CARMEN: Me alegro, espero que tu también lo hayas hecho.

    ISA: ¡¡¡La otra!!!

    J: ¡¡¡¡¡Lo fuerooooooooooon!!!!

    ANÓNIMO DE SOTAVENTO: jajaja Mira como lo sabes, hubo que pelear hasta el último churro. Nieve te saluda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.