«La nueva especie animal»

(Extraída, sin permiso, de San Google)
Ayer, una vez más, quedé profundamente sorprendido al abrir la gaveta que guarda los calcetines. ¿Cómo es posible que tenga seis unidades divorciados, o viudos, de sus respectivas medias naranjas? ¿Dónde han ido a parar los ausentes?
Imagino que el proceso que sigue el calcetín en tu casa es muy parecido al de la mía. A saber: me los quito en el cuarto de baño. Tras ducharme, me pongo el pijama y recojo toda la ropa del suelo para llevarla a la cesta de la ropa sucia, que está junto a la lavadora. La distancia no es mucha. Me aseguro de que estén bien estirados y que los oscuros vayan a la cesta de la ropa oscura o de color. Una vez lavados se tienden. Se recogen y se emparejan ¡aquí está el problema! ¿Dónde está el compañero de éste? 
Deben haber animales carnívoros, herbívoros, omnívoros y «tejívoros», mi lavadora.

7 comentarios en “«La nueva especie animal»

  1. … o duendes en cada casa, unas veces ayudan y parece que algo limpian o recogen por las noches, otras veces bromean haciendo que no encontremos cosas que sabemos a ciencia cierta que hemos dejado en un determinado lugar, y otras veces se las llevan!!! Cuñi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.