«Lo más importante»

Una semilla en esta tierra desolada era lo único que pedía a los Reyes Magos. Su marido se había cansado de tanta insistencia, de intentarlo una y otra vez, de la visita a los más expertos, de cuidar «el jardín».
        Los vecinos la miraban con pena, cuchicheaban a su paso. Su familia la visitaba en actitud condescendiente mientras, ella, noche tras noche, lloraba amarga por las esquinas de la casa.
       Solicitaba ayuda a todo aquel que se tropezaba en su camino con aires de tener alguna solución. Para ella lo más importante era plantar esa semilla. Lo más importante era tener un hijo.

4 comentarios en “«Lo más importante»

  1. … jo hijo, qué ganas de entristecer el final de las fiestas. Apuesto a que los Reyes Magos cumplieron y para las próximas Navidades estará pidiendo un poquito de tranquilidad!!! Cuñi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.