«Los saludos de Guayota»

La tierra tiembla bajo los pies de los Bimbaches. Según cuentan las viejas historias el demonio llamado Guayota vive en el interior del Teide ya que Achaman le taponó la salida como castigo tras secuestrar a Magec.

            Esas leyendas dicen que a Guayota le gusta cambiar cada cierto tiempo de vivienda o, al menos, remodelarla por lo que, cuando anda en esos menesteres, se producen ciertos movimientos sísmicos que nos hablan de esas intenciones.
            Los científicos calculan que hay un quince por ciento de probabilidades de erupción volcánica y que esta no produciría ningún mal, más bien lo contrario: atraería turismo ─ya sabemos que hay gente para todo─, enriquecería los suelos, que la superficie se amplíe e incluso existe la posibilidad de que surja una nueva isla. ¡Te lo imaginas! Espero que nuestros inteligentes políticos no la llamen San Borondon ya que acabarían con otra gran leyenda o mágica realidad.

4 comentarios en “«Los saludos de Guayota»

  1. No sé si el tal Guayota se mudará o no, o igual lo que hace es irse de copas al Tocuyo, Artillería, Méndez… u otro cualesquiera, pero lo que si tengo claro es que yo soy de esos que le gustaría ver el fuego en vivo y en directo, son ganas guardadas desde el viejo Teneguía… aunque engrose la fila de turistas raros, ¿habrá que ir reservando habitación y vuelo…?
    Nada, saludos desde el pico La Zarza…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.