«Todo continúa»

Carla y Ángel llevaban tiempo manteniendo una relación. Cada uno tenía su propia vida, su trabajo, su casa, sus aficiones. Tenían un idilio secreto, acordado entre ambos y que no perjudicaba a nadie. Como dos amigos, de vez en cuando, se veían, hablaban… y, en casi todas esas ocasiones la amistad iba más allá y se amaban. Eran felices así.
            Un buen día Ángel, que llevaba días soñando e intentando mantener uno de esos encuentros con Carla, se tropezó, casi sin querer con ella y, como siempre, a escondidas, le propuso reunirse. Ella lo miró y sin previo aviso le dijo que no podía, que todo había cambiado, que necesitaba avanzar en su vida.
            Sin duda ambos sabían que aquello era algo que, tarde o temprano, pasaría, pero lo dejó sorprendido, triste, abandonado. Era lo que habían pactado, así que, con un suave hasta luego, continuaron con sus respectivos matrimonios.

6 comentarios en “«Todo continúa»

  1. Eres la última oportunidad del más difícil todavía, conviertes lo posible en lo más imposible. Eres capaz de rompernos el caramelo dentro de la boca. En fín, tú sabrás. Mientras esos dos siguen en su historia, el viento sigue soplando desde el este, calima preveen… saludos desde la duna de la paciencia…

  2. CUÑI: Jajajaja tu lo que quieres es que escriba una telenovela mexicana.

    JGERARDO: Gracias y cúbrase que sabes que el siroco trastoca el coco, o eran los güisquitos en la plaza jajaja

    ANÓNIMO: Siempre se está dispuesto a continuar, si la dicha es buena.

    CARMEN: jajaja es lo que hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.