«Una pausa para publicidad»

No suelo autopublicitarme, pero
como hoy es jueves, con el agravante de ser DÍA DEL LIBRO, y toca alimentar
este blog con alguna entrada -espero que tú lo hagas en la sección de
comentarios-, se me ha ocurrido que nada mejor que hacerlo parafraseando al
gran Paco Umbral: “¡Yo he venido aquí a hablar de mis libros!”.
           
Recuerda que es un buen momento
para regalar un libro a un ser querido y, porqué no, los míos pueden ser una
buena opción.
SINOPSIS:
Nicolás y Clara son dos hermanos
mellizos que se ven involucrados en la misteriosa búsqueda de un tesoro que, al
parecer, tiene su abuelo. Unas cartas escritas por él irán señalando los pasos
a seguir y las pistas necesarias para ir descubriendo los enigmas que se les
plantean. La historia se complica con la aparición de una misteriosa condesa y
de sus malvadas sombras que intentarán impedirles cumplir su misión.
SINOPSIS:
Luis es un joven geógrafo que,
por culpa de la crisis, pierde su trabajo. Apesadumbrado y triste, recibe una
extraña nota en la que se le pide que vuelva a su pueblo natal donde le
empiezan a ocurrir cosas extrañas. Animado por su mejor amiga, decide emprender
una nueva vida y cumplir su sueño. La historia se irá complicando con la
aparición de un extraño abogado, palabras misteriosas escritas en la pared,
personajes increíbles…, que le indican el camino para encontrar un gran secreto
que guarda la montaña.
SINOPSIS: 
El joven príncipe árabe Mukhtar
se ve envuelto en el asesinato de su hermano mayor y heredero del trono de su
padre. 
Al ser acusado públicamente huye de palacio. Busca cobijo en casa de un
primo de su madre, quien se convertirá en su maestro y mentor. 
Con él
descubrirá un gran secreto y luchará por recuperar su honor y el trono de su
padre. 
¿Los has leído? ¿Qué te parece
esa moda de regalar libros? ¿Y lo de autopublicitarme?


¡¡¡FELIZ LECTURAS!!!

5 pensamientos en “«Una pausa para publicidad»

  1. Es una brillante opción para un "Día del libro", siempre aciertas (no esperábamos menos de ti), así que… estíraTE y regálaME uno a mi, o los cuatro, no tengo ningún inconveNIENTE; los espero con cariÑO… ¿sí? ¡anda, venga, va…! para recordarTE especialmenTE en este día del liBRO…. ¡mardito roedó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *