«¿Y si los siete enanitos votaran?»

Extraída, sin permiso, de San Google
Supongamos por un momento que los famosos siete enanitos del cuento de los Hermanos Grimm viven en la actualidad. Como buenos conciudadanos que son van a votar en las futuras elecciones pero, al vivir en el bosque, tan alejados de la ciudad rodeados de tantos peligros, deciden que ejercerán su derecho por correo. 
Al llegar las papeletas y atendiendo a las características diferenciados de cada no de ellos, la cosa podría quedar más o menos así:
  • Sabio: Decide leer con calma cada uno de los programas electorales, aunque ya sabe por quién va a votar.
  • Gruñón: También accede a leer las distintas propuestas, pero lo hace desde el desencanto, protesta por todas ellas. no ve nada claro.
  • Mudito: Siguiendo el ejemplo de sus hermanos, ojea, por encima, las propagandas que llegan a casa. No lo comenta.
  • Dormilón: Eso de leer, la política, las propuestas…¡pufff!, menudo rollo.
  • Feliz: Sus pensamientos están en otro cosa. básicamente se resumen en: todos son iguales; yo paso; a mi plin…
  • Tímido: Lleva días observando. No sabe qué hacer. Mira lo que hacen los demás, escucha sus comentarios. Le domina el pensamiento ¿y si me equivoco?
  • Mocoso: Se fía de sabio. Lo que vote él eso mismo hará. 

Además ellos en el bosque hay un montón de personajes que se presentan por los diferentes partidos: el lobo, el leñador, Blancanieves, la abuela… 
¿Podrías unir a cada personaje con un candidato/a? ¿Se asemejan los enanitos con las personas de tu entorno?

1 comentario en “«¿Y si los siete enanitos votaran?»

  1. ¡Que voten!, que voten aquello en lo que verdaderamente crean, pero que no voten a quien, luego de duros años de lucha, viene pegando tiros… intentando cambios que destruirían hasta… si me apuras… vidas de familia. No es resentimiento, sólo rabia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.