«20 de noviembre: Día de los derechos de la infancia»

En un intento por comprender el funcionamiento de nuestro planeta, una maestra extraterrestre, acercó a su alumnado ─pequeños seres verdes, con antenas, un solo ojo…─ al “megatelescopio interplanetario” que tenían instalado en su colegio.
            Con la primera mirada les enseñó a Carlos, un niño boliviano que trabaja entre las basuras; y les dijo: ─Según cuentan, tienen derecho a ser protegidos contra el trabajo y la explotación infantil.
            Giraron el aparato y se fijaron en Bahar, una niña afgana que no podía ir al cole por ser niña; y la profe les dijo: ─Según cuentan, tienen derecho a la educación.
            Rodó el anteojo y pudieron ver a Yumma, una niña congoleña que caminaba sobre sus dos bastones al faltarle una pierna; y la seño les dijo: ─Según cuentan, tienen derecho a ser protegidos de la guerra y las minas terrestres.
            Desde las alturas les enseñó Haití y descubrieron un país roto por un terremoto y abatido por el cólera. En una esquina, tirado en el suelo, estaba el cuerpo inerte y abandonado de Emilio. Todos callaron.
            Siguieron un buen rato, de niña en niño y viceversa, hasta que llegaron a nosotros. Uno de aquellos pequeños marcianitos levantó la mano y dijo:
            ─No entiendo por qué unos viven tan bien y otros tan mal.
            La seño no pudo por más que contestar:
            ─Ellos tampoco lo saben.
(Si te apetece, tienes actividades para trabajar con tu alumnado, hijos, sobrinas… en http://www.unicef.es/ )

4 comentarios en “«20 de noviembre: Día de los derechos de la infancia»

  1. Ok, maestro gracias. Aunque no te comenté, esta mañana me dio tiempo de leerlo con los chicos/as de cuarto, se quedaron un poco tiesos jajaja, pero nos dio pie para buscar los derechos del niño… El lunes expondremos un mural con las frases.
    Como siempre gracias por las sugerencias.

    un abrazo.

    CArmen

  2. Concienciando al "futuro" se puede intentar que la diferencia cada día sea menor, así que los educadores, si quieren, tienen una gran responsabilidad en ello, espero que muchos de ellos te lean. Cuñi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.