«¡DE VACACIONES!»

Comienzan las vacaciones. Ha llegado el momento tan deseado de “tirarse a la bartola”. Pero, ¿cómo?, ¿quién es la tal Bartola? No, no, vayamos por partes, que en vez de “tirarse” queda más fino decir tumbarse y, según el DRAE ─uf, mejor lo explico que conozco el Cociente Intelectual de alguno, Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española─ “bartola” es una locución referente al que se despreocupa o abandona el trabajo.
            Pues lo dicho, una vez llegado el mes de julio, con el papeleo terminado y las nuevas experiencias esperando en el horizonte, ha llegado el momento de… ¡eh!, ¡espera un momento!, ¿me imaginas acostado en una tumbona, sin hacer nada? ¡¡jooool!!, no sería yo, jajaja.
No puedo comentarte mucho más, se supone que tengo ciento cincuenta palabras, así que sólo te diré que me voy de viaje, que ya estoy haciendo un curso y que…
            ¡¡¡¡FELIZ VERANO!!!!

7 comentarios en “«¡DE VACACIONES!»

  1. Bueno, no está mal tirarse a la bartola de vez en cuando, me refiero en su sentido literal, ejem, no hacer nada de nada. Lo malo de eso (conociéndote) es que tú lo de "nada de nada" me parece que no lo practicas mucho. Así que te veo haciendo planes y no para ese viaje, sino para otro en septiembre, ¿o me equivoco? jaja. Y yo trabajando… también para septiembre

  2. Cuando tengas un ratito de lugar, me prestas a la "bartola" esa a ver si yo también puedo practicar el deporte de la "holganza y tiramiento nacional". Aún me queda algo… mejor no nombrarlo… también me quise apuntar un curso, pero por una vez en mi vida el "exceso de cupo" pudo conmigo, ¡qué pena que no me vino hace ya tiempor…! Nada, fiera, disfruta las hollys, que se van en un verbo, pero la mejor conjugación es "no hago nada", "no tengo nada que hacer" no quiero hacer nada", "paso de hacer cosas"… ¡no te lío más"

  3. Con tanto tiempo libre me imagino que, al menos: iras de pateada, curso de escalada, curso de vela, de submarinismo, padel, Jokey sobre hierba, esquí (en xanadoo), curso de cocina, escribirás un nuevo libro, patinaras, prepararás clases del próximo curso, curso de comida japonesa, libanesa y groenlandesa y… no sé, de tres a cuatro te queda un hueco para ?dormir la siesta? jajaja
    ¡¡¡Dísfrútalo!!!.

    CArmen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.