«Y Adán mordió la manzana»

Cuentan las sagradas escrituras que cuando Adán y Eva comieron el fruto prohibido del árbol de la ciencia y la sabiduría, se les condenó y expulsó del paraíso. A partir de ese momento sufrieron como humanos el dolor, el trabajo…
      La manzana, símbolo de ese desaguisado, se ha transformado. En la actualidad, su figura redonda y mordida por un lado, quizás como recuerdo de ese pecado, se ha convertido en la poderosa iconografía de una gran empresa dedicada a ese conocimiento y esa ciencia «prohibida».
          Si me ves en la calle con la cabeza agachada y manipulando, con mis torpes dedos, un pequeño aparatejo descubrirás que, como Adán, he caído en la tentación y mordido el fruto prohibido, me he hecho con una manzanita.
          Ante mi se ha abierto un mundo «pecaminoso» lleno de posibilidades, de comunicación, conectividad, conocimiento, ocio… y sin ser expulsado, ¡lo siento por ti Adán!
(Publicado desde mi iphone…¡chooooooost te saliste!)

6 comentarios en “«Y Adán mordió la manzana»

  1. Allá por los 97 había una adivinanza que preguntaba: «¿en qué se parece un tfn. móvil a un geranio?» la respuesta era contundente… en que los dos van colgados de un capullo, hoy, el capullo, es el que aún no lo lleva… maldita sea la hora en que me apunté a capullo y me compré uno, ojalá no lo hubiese hecho, y aunque lo tengo en servicios mínimos, lo odio, su control es abusivo…

    Llorando por las esquinas

  2. CUÑI: Una secta, ¡cuanta razón!

    JEUS BRAVO: Te sorprendería lo "cambuyonero" que me he vuelto, jajaja.

    LLORANDO POR LAS ESQUINAS: ¿te acuerdas del viejo motorola azul en la riñonera? jajajaja ¡Cómo hemos cambiado.

    CARMEN: y yo por tí, mi cámara de fotos es mejor jajaja

    Myriam: Pues chica, a nadie le amarga un dulce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.